Identity

Poner nombre y logo a una marca es como ponerle nombre a un niño. Nunca sabes cómo va a ser hasta que no le miras a los ojos y dices… ¡Tienes cara de Pedro! En nuestro caso, además de querer con locura a nuestras marcas, investigamos, testeamos con posibles consumidores hasta dar con la clave o ¡el nombre!